Entrenar en cinta de correr. Sesiones de HIIT en cinta

El frío intenso del invierno, las lluvias en primavera y otoño, y el calor agobiante en verano. Nunca llueve a gusto de todos y, para el que siempre tiene excusas, nunca encuentra la temperatura idónea para salir a correr a la calle. Entrenar en cinta de correr es el remedio para todos aquellos que llevan posponiendo el ejercicio desde hace meses, lo siento por los perezosos.

Cinta para correr

Cualquier momento es bueno para hacer algo nuevo: esa rutina que quieres llevar a cabo, ese cuerpazo que quieres lucir en bañador o, simplemente, andar sin fatigarse por la montaña es posible si sigues todos nuestros consejos.

Hoy os traemos un artículo de los que tanto os gustan hablando de entrenamientos. Y es que, lo más importante para hacer eficaces tus entrenamientos es variar los ejercicios que realizamos para que el cuerpo no se acostumbre. Hoy te traemos varias formas de entrenar en cinta de correr.

Es el clásico indiscutible de los gimnasios y salas de training, y aunque muchos lo encuentren un tanto aburrido, al final es una de las maquinas más usadas por los usuarios de un gimnasio.

Entrenar en cinta de correr como calentamiento

Muchos se limitan a usar la cinta de correr como un breve calentamiento de 5 minutos antes de comenzar con el verdadero entrenamiento ¿pero acaso hay algo más impactante para tu cuerpo que correr?

No obstante, es muy buena idea calentar el cuerpo con una sesión de cardio intenso antes de un entrenamiento de pesas. Muchos expertos recomiendan realizar un gran esfuerzo físico en poco tiempo, o dividir ese tiempo en pequeños intervalos para poder aumentar la implicación con el entrenamiento.

Intervalos largos para runners

Un típico runner te dirá que la cinta de correr es la mejor forma para entrenar de forma segura. Y es que las sesiones maratonianas pueden ser complicadas para un principiante que busca superar sus metas.

En la cinta de correr puedes controlar otros factores que, a priori, no podrías hacerlo por el campo o el parque de tu ciudad, como las calorías perdidas, el nivel de esfuerzo, los kilómetros recorridos y el tiempo en el que se ha efectuado.

Las cintas de correr han evolucionado hasta nuestros días enormemente, algunas incluyen altavoces, dispositivos para medir las pulsaciones cardiacas, ventilador y diferentes programas para cada tipo d entrenamiento.

Para mejorar tu resistencia poco a poco y mejorar tu propia marca personal, nada mejor que un entrenamiento prolongado de intervalos largos para medir tus capacidades, siempre con seguridad.

Sesiones de HIIT en cinta. Intervalos y programas cortos

Las cintas de correr han evolucionado y los entrenamientos también- Uno de los entrenamientos en cinta de correr que más adeptos está ganando en los últimos años es sin duda aquel compuesto por intervalos de intensidad y reposo.

Son programas de entrenamiento mucho más cortos, que vienen como anillo al dedo a aquellos que quieren ejercitarse, pese a no disponer de mucho tiempo.

Se puede programar una sesión de 15 minutos en la que combinar intervalos de 30 segundos a máxima velocidad con otros más un poquito más lights o incluso inmóviles.

Escalar hasta la cima

Para ejercitar las piernas y glúteos nada mejor que subir una colina. Para hacerlo sin salir de la sala de fitness, no tienes más que subir la inclinación de tu caminadora o cinta de correr. Notarás como poco a poco la presión que ejerce en tus piernas se duplica y el esfuerzo es mucho mayor ¡Prepárate para las agujetas de mañana!

Velocidad extrema

A veces nos interesa priorizar una larga caminata a baja intensidad, otras la resistencia y otras veces el esfuerzo de una parte de nuestro cuerpo. Pero sin duda, la velocidad es una de las capacidades que más buscan fomentar los corredores que se preparan para una carrera importante.

Aumentar lentamente la velocidad durante el calentamiento para despertar las piernas y hacer que la sangre fluya es el primer paso para una sesión de velocidad intensa, que, por norma general, no debe durar más de 15 minutos, con intervalos.

Se trata de ofrecer el máximo esfuerzo al final del ejercicio y terminar el entrenamiento enfriando.

Progresión: el camino de todos

No importa si llevas un mes como dos años corriendo, lo importante tanto para principiantes como para expertos es superarse poco a poco e ir progresando. ¡Echa un vistazo a nuestra tienda de running en Base!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *