Home Todo Qué es y para qué sirve el test de Cooper

Qué es y para qué sirve el test de Cooper

0
0

El test de Cooper tiene sus orígenes a mediados del siglo XX como método para conocer el rendimiento físico de los atletas. De hecho, esta prueba se aplicaba a los miembros de las fuerzas armadas de los Estados Unidos con el fin de conocer la condición física de sus integrantes y aumentar su resistencia.

Hoy en día es uno de los test más recurridos para valorar el rendimiento aeróbico y condición física de los atletas. También suelen recurrir a Cooper  numerosos docentes para evaluar a sus alumnos en el instituto, sobre todo en asignaturas que tienen que ver con el deporte y también como medio de clasificación de aspirantes en pruebas físicas, ya sea el acceso al cuerpo de policía, bomberos o facultades de Educación Física.

Ahora bien, ¿en qué consiste el test de Cooper? Se trata de recorrer, en terreno llano y durante un tiempo de 12 minutos, la máxima distancia posible sin detenerse. La idea es que el atleta rinda al máximo su condición física con el fin de conocer las verdaderas condiciones de la persona, ya que si no, la prueba carecería de sentido.

La calificación se establece en cuatro variables: sexo, edad, tiempo y distancia recorrida. A mayor distancia recorrida, dependiendo de la edad y del sexo, el resultado tendrá una calificación que oscilará entre: muy mala, mala, media, buena y muy buena. No obstante, hay que tener presente que el test de Cooper no es un entrenamiento y, por tanto, no debe realizarse como tal. La idea es establecer la condición física de la persona para comenzar un programa de acondicionamiento aeróbico adecuado a su rango.

Y vosotros, ¿habéis realizado este test?

tags:

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *