Home Más deportes Yoga en casa: cómo hacerlo y ejercicios [Principiantes]

Yoga en casa: cómo hacerlo y ejercicios [Principiantes]

0
0

En Base no solo queremos convertirnos en una tienda de deportes online de referencia, sino que también mediante nuestro blog, Movimiento Base, puedas acudir en busca de información sobre distintos deportes y disciplinas, como puede ser la de practicar el yoga en casa. Todo un lujo a la hora de no gastar y ejercitar el cuerpo.

Efectivamente, has leído bien, realizar la práctica de yoga en tu propia casa. Si bien es cierto que el yoga es una práctica muy precisa y que requiere de mucha constancia y perfección, en la que la figura de un maestro o instructor es casi fundamental para poder llegar a conseguir el resultado deseado además de evitar posibles lesiones, también existen métodos o primeros pasos para gente novel.

Como veníamos diciendo, el yoga es una práctica o disciplina que se dedica a combinar y aunar distintos aspectos de nuestro ser, cuerpo, mente y respiración se dan la mano en este escenario.

El yoga se convierte casi en algo mágico debido al misticismo que le rodea, siendo capaz de aportar una gran paz y tranquilidad a aquellas personas que lo practican. 

Esto se debe a que hace uso de posturas y posiciones, algunas bastante más complejas que otras, en las que el cuerpo desarrolla grandes capacidades elásticas, logrando un alto nivel de contorsión, acompañadas de técnicas de respiración y meditación.

Todo esto con un único objetivo: mejorar la salud y el bienestar de la persona que lo practica.

Esta tendencia con origen asiático se ha ido extendiendo por todo el mundo hasta ganar adeptos por todo occidente, siendo algo muy popular y demandado por la gente en los gimnasios y centros de deporte. Todo un trending toping del bienestar, vaya.

Yoga para principiantes

El yoga es una disciplina muy completa y que dispone de muchos campos a los que abarcar, pero de entre ellas destaca el Hatha Yoga, el denominado yoga para principiantes.

Su idea es que todas las personas que se inician en esta práctica sean capaces de llevar a cabo distintas posturas sin tener que sobre esforzarse demasiado en un principio y no tengan que verse así con un sentimiento de frustración.

Es decir, que eres de los que les duele la espalda al agacharse, estos ejercicios no supondrán un dolor de cabeza.

Es por ello que cada nivel, como en muchas otras disciplinas deportivas, tiene sus técnicas y posturas.

Como el yoga es una disciplina muy relajada, la puedes practicar incluso en la playa, y pese a contener gran porcentaje de trabajo físico no es necesaria una gran preparación anterior o entrenamiento, algo que podrás ver con los siguientes ejemplos.

Montaña

La posición de montaña es sin duda una de las más sencillas de ejecutar, se trata de mantener las piernas juntas y el tronco recto, con los brazos estirados hacia abajo, manteniendo cuello y cabeza rectos. Seguro que en esta ocasión más de uno podría hacer un récord Guiness. 

Silla

La silla podría ser perfectamente un ejercicio gimnástico, consiste en inclinarse como si fuésemos a realizar una sentadilla a la vez que estiramos los brazos hacia arriba formando una diagonal que va desde la punta de nuestros dedos a la cadera. Este es tal vez el más difícil, así que si no se te antoja mucho de primeras, no pasa nada.

Medio perro boca abajo

Esta postura, el medio perro boca abajo, no vamos a negar que tiene un nombre peculiar y consiste en mantener las piernas rectas y juntas e inclinar el tronco 90º, estirando los brazos y tocando con las palmas de la mano un punto de apoyo, como bien podría ser el respaldo de una silla.

Puente

La postura del puente consiste en tumbarse boca arriba, preferiblemente en una colchoneta para yoga para descansar bien y elevar el tronco y las piernas hasta las rodillas de forma arqueada hacia arriba, con los brazos completamente apoyados sobre el suelo. Lo que vendría hacer un puente con el cuerpo, vaya.

Muerto

El muerto es algo que seguramente hayas hecho si has ido a la nieve. Esta postura es parecida a una estrella de mar, y consiste en tumbarse boca arriba separando los brazos y ligeramente las piernas. Como cuando te quedas dormido en la playa a 30 grados a la sombra.